La Leche Y Sus Derivados

leche+y+sus+derivados La leche y sus derivados
Entre los alimentos recomendados la leche no puede faltar, tiene como base el alimento principal del bebé pasando a partir de ahi a ser una base necesaria para todo el cuerpo, especialmente la masa ósea. Posee nutrientes y vitaminas muy necesarias para el organismo humano.

 

Leche materna

 

La leche materna es el mejor alimento para los bebés; se les debería suministrar el mayor tiempo posible (hasta los tres años de edad y como mínimo durante los primeros seis meses de vida). Hay diferentes tipos de leche que pueden complementar la leche natural humana, pero se insiste que la mejor es la de la madre.

 

Leche de vaca

 

Previene la osteoporosis, combate infecciones, previene úlceras pépticas, caries, bronquitis crónica; aumenta la energía mental, reduce el colesterol, alivia la irritación gastrointestinal. Contiene calcio y vitamina D. El calcio es un compuesto protector que desintoxica los ácidos biliares en el tracto intestinal (estos ácidos pueden producir cáncer).

 

La leche descremada puede beneficiar las arterias, contiene prostaglandinas E2 que protegen el estómago y paredes intestinales de los ataques de sustancias químicas nocivas, evitando las úlceras. Aunque no las cicatrizan, sí alivian el dolor.

 

La leche, el yogur y el queso proporcionan calcio, fósforo, proteínas y vitamina A. La leche y el yogur retienen las vitaminas B. Algunas personas presentan intolerancia a la lactosa, por ello no consumen leche.

 

Las grasas saturadas presentes en la leche están asociadas al aumento del colesterol sanguíneo y, en consecuencia, a un mayor riesgo de enfermedades cardiacas y ciertos tipos de cáncer.

 

El doctor Richark A. Schreiber, gastroenterólogo pediatra del Hospital General de Massachusetts en Boston, dice: “La alergia a la leche de vaca es una de las causas principales de la diarrea crónica y de los problemas de desarrollo en la infancia”.

 

Los expertos recomiendan no dar yogur a los lactantes menores de un año, pues las proteínas de este alimento pueden desencadenar reacciones como diarrea, falta de sueño, cólico, sarpullido y alergias respiratorias.

 

Leche casingua

 

Es la leche de higuerón o leche de ojé. Leche de un arbol, muy útil para eliminar parasitos.

 

Leche de coco

 

Se extrae un vaso de agua de coco tierno, se saca la pulpa y se mezcla en la licuadora con agua (se puede colar o no, según gustos; a los bebés se les debe dar colada). No se requiere hervir, endulzar ni calentar. A los bebés recién nacidos es preferible darles el agua del coco tierno, es hidratante; el coco maduro es laxante.

 

Leche de soja

 

Se obtiene a partir de las semillas de soja amarilla. Es semejante a un queso blanco, con gusto neutro, por lo que sirve en comidas dulces o saladas. Es rico en proteínas, vitaminas y minerales; pobre en calorías y no contiene colesterol; contiene las vitaminas del complejo B, y en cuanto a proteínas reemplaza a las de la carne y supera a las de la leche de vaca.

 

Leche de cabra

 

Es la leche que más se asemeja a la humana, es un rico alimento para el cerebro. Posee cloro y es eficaz contra alteraciones renales debido a su efecto germicida. Fácil de digerir y asimilar, por ser rica en flúor, proporciona a los dientes solidez en su esmalte y previene la caries; es útil en casos de artritis, reumatismo y problemas de acidez.

 

El suero desarrolla la flora intestinal, es alcalinizante debido a su alto contenido en sodio, potasio y calcio. Dado que la cabra gusta de la corteza de los árboles y de las hierbas, produce una leche rica en silicio, enemigo de la tuberculosis (común en vacas lecheras). Además produce efectos reconstituyentes y curativos debido al equilibrio de sus elementos.

 

Leche de vaca maternizada

 

Son leches en polvo que se usan para alimentar o complementar la leche materna; en la mayoria de los casos producen cólicos e indigestiones. Estas leches no deben reemplazar la leche materna sino complementarla.

 

  • leche de excelente calidad: la leche materna
  • leche de primera calidad: de coco, de cabra
  • leche de segunda calidad: leche de vaca pasteurizada
  • leche de tercera calidad: la leche en polvo
  • leche de pésima calidad: la leche condensada y las leches evaporadas y conservadas con sales de sodio.

 

Fuente: Frutoterapia