Como Desarrollar La Tolerancia Y Aceptacion De Los Demas

La tolerancia por ejemplo en una conversación, siempre hay al menos tres puntos de vista: El tuyo, el mío y el correcto. Uno de los aspectos más interesantes de analizar en cuanto al complejo fenómeno de las relaciones interpersonales, es el cumplimiento del conocido refrán: “Cada cabeza es un mundo”, puesto que es prácticamente imposible encontrar a dos personas que, ante un mismo estímulo, por sencillo que este sea, reaccionen de la misma forma.

Psicología

El estudio de las percepciones en el campo de la Psicología, nos muestra en forma muy clara que cualquier estimulación a uno o varios de nuestros sentidos, es automáticamente interpretado en el cerebro para dar origen a una percepción. Pero ésta interpretación varía de individuo a individuo, dependiendo de muchos factores: Experiencia previa, estados de ánimo, ideas preconcebidas, intereses, etc. Con esto podemos entender un poco más el concepto de tolerancia y su interpretación en los demás.

Ejemplo

Suponga usted que va de paseo por un área montañosa, cuando de súbito se encuentra frente a una serpiente ¿Cuál es su reacción? Bueno, pues depende…Y depende de muchos factores, puesto que si usted es un biólogo con especialidad en esa clase de animales, además de sentirse agradecido con la vida por haber puesto frente a sí esa experiencia, podría hasta escribir un libro sobre el animalito que tiene enfrente.

Pero si usted…

Como la mayoría de nosotros, ha visto serpientes únicamente en la televisión, en los libros o en los zoológicos, probablemente saldrá en precipitada fuga. O se quedará paralizado por el miedo, o gritará pidiendo ayuda. Pero detengámonos un momento a pensar porqué alguien corre, otro se paraliza y otro grita. Pues también depende. Depende si es hombre o mujer. Una mujer que siempre ha tenido un concepto de miedo con respecto a gritar, un hombre que quizá no tenga experiencia en las áreas montañosas y sea su primera vez ó alguien que ya tenga experiencia y sepa que hacer ante tal situación. Y así podríanos seguir elucubrando al respecto de un fenómeno aparentemente tan sencillo: La súbita aparición de una serpiente. Puesto que los “depende” son muchos. ¿Entiende ahora un poco más la tolerancia y aceptación de los demas?

Ejercicio

A continuación le presentamos un ejercicio de percepción visual que utilizamos para demostrar cómo funciona este principio de la conducta. Observe la figura que aparece a continuación por unos cinco segundos y luego escriba qué fue lo que vio.

¿Puede usted ver las dos caras?

Es probable que usted ya haya visto anteriormente esta lámina. Pero si no es así, intente ver las dos caras: La de una joven que está prácticamente dándole la espalda y la de una anciana de perfil, con una nariz bastante grande con una verruga. Para darle más pistas, la oreja de la joven es, al mismo tiempo, el ojo de la anciana. La verruga de la anciana es, al mismo tiempo, la nariz de la joven.

¿La verdad, mi verdad o su verdad?

Muchas personas dicen que ven una sola imagen, el de la joven, otras que ven solo la imagen de la anciana, otras que ven las dos imagenes, otras que ven una imagen de un león, un águila o un gato (raro no) Entonces ¿Quiénes dicen la verdad? La típica respuesta es que todos dicen la verdad. Les aclaramos que estamos pidiendo que nos digan quién dice LA VERDAD, no LAS VERDADES. Hasta llegar a la conclusión que nadie tiene la verdad absoluta, que cada quien tiene su verdad, de acuerdo a su propia percepción de la realidad.

Para decirlo en mejor forma podemos parafrasear lo expresado por el Dr. Viktor Frankl, creador de la Logoterapia: “Mientras no tengamos acceso a una verdad absoluta, tenemos que conformarnos con que las verdades relativas se corrijan entre sí, y tenemos que ser conscientes de nuestra unilateralidad”.

Piense usted ahora en la forma en que este fenómeno opera en las relaciones entre seres humanos, independientemente del tipo que estas sean: De pareja, padres e hijos, jefes y subalternos, etc.

En conclusion

A menos que usted aprenda a desarrollar la tolerancia y la aceptación de los puntos de vista ajenos, será imposible que pueda aplicar una de las mayores virtudes en las relaciones humanas: La empatía. Por supuesto que eso no quiere decir que usted tenga que renunciar a sus convicciones y principios, pero tiene que tener la flexibilidad suficiente para al menos tratar de comprender el punto de vista de otros.

¿Quiere ser Líder?

Para ser líder tiene que tomar en cuenta a los otros, comprenderlos, apoyarlos y conducirlos hacia los resultados deseados, ¿Pero cómo puede lograr esto si cree ser el poseedor de la verdad absoluta? Desarrolle las virtudes de la tolerancia, la comprensión y la empatía, si es que quiere ser un verdadero líder.

Fuente: Libro. Liderazgo Excepcional, Marcelo Damian

 

Leave a Reply