¿Cómo prevenir un infarto?

Un ataque cardiaco o infarto, se produce cuando el tejido del corazón no es correctamente irrigado y el músculocardiaco literalmente muere, la falta de flujo sanguíneo, muerte del tejido y el infarto son variadas, a continuación las más frecuentes:

Colesterol alto: Aunque es una sustancia benéfica para el organismo, niveles superiores a 200 mg/dl son peligrosos y un riesgo de diversos padecimientos, incluyendo el infarto. Para evitar estos niveles es recomendable consumir grasas vegetales en lugar de grasas animales, consumo de agua y una rutina regular de ejercicios. La consulta con especialista para detectar los niveles y en su caso el suministro de un fármaco en casos extremos, es recomendable.

Obesidad: Cuando se sufre de algún trastorno metabólico, orgánico o se lleva una dieta cargada de grasas y carbohidratos; se está en riesgo de sufrir obesidad, este proceso genera el mal funcionamiento del cuerpo, falta de circulación sanguínea, el sobrepeso representa una carga adicional para los huesos, los músculos y el corazón al tratar de irrigar un organismo cargado de grasa.

Tabaquismo: o adicción al tabaco y los componentes del cigarro o puros, es un factor de alto riesgo en la enfermedad cardiaca, el tabaco es el primer causante de enfermedades de las vías respiratorias, pulmones, bronquitis, asma, ulceras, gastritis, etc. La nicotina es un vaso constrictor, es decir disminuye el grosor de las arterias e incrementa el ritmo cardiaco y la presión arterial. Dejar de fumar es la mejor recomendación para disminuir los riesgos de sufrir un ataque cardiaco o infarto. Los infartos al miocardio son más frecuentes en personas fumadoras, así como la arteriosclerosis, la angina de pecho, la hipertensión y la insuficiencia cardiaca.

Leave a Reply