Como Tener Una Piel A Prueba De Edad Suaviza Humecta Y Combate Arrugas

Quizas es varias ocasiones has escuchado decir “Crecer es inevitable, pero verse mayor es opcional” y en verdad es totalmente cierto. No tienes que gastar millones en cremas antiarrugas o soportar el dolor de una cirugía plástica. “Hacer un cambio o dos en tu rutina antiedad podría significar una gran diferencia  en los resultados que ves”, explica la dermatóloga Ranella Hirsch, presidenta de la Sociedad Americana de Dermatología Cosmética y Cirugía Estética, en Estados Unidos. Sigue estos trucos de expertos para verte más joven y radiante.

Emplea el detergente con tiento. 

  • Para mantener la piel suave y radiante, emplea jabón en barra o líquido para el cuerpo sólo en áreas determinadas: rostro, axilas, pies, ingles y trasero. “Enjuagar con agua es suficiente para mantener las otras zonas limpias y prevenir la remoción de los aceites naturales de la piel”, menciona la dermatóloga neoyorquina Amy Wechsler, profesora clínica asistente de dermatología en SUNY Downstate Medical Center, en Estados Unidos.

Humecta al mismo tiempo en que lavas

  • Incrementa los beneficios antiedad de tu jabón al aplicarlo con una esponja forrada con malla humedecida previamente. “Otorgar aire al producto lo ayuda a hacer más espuma, permitiéndote usar menos detergentes, lo que ayuda a que la piel no se reseque en exceso”, dice la doctora Zoe D. Draelos, profesora clínica asistente de dermatología en la Escuela de Medicina de la Universidad Wake Forest, en Estados Unidos.

Primero humedece, luego aplica el jabón y frota

  • Utiliza limpiadores – especialmente las espumas y el gel – en la piel húmeda. Si los aplicas en la seca, es más probable que te irriten, menciona la doctora Mary Lupo, profesora clínica de dermatología de la Universidad de Tulane, Estados Unidos.

Limpia por 60 segundos

  • Masajea la piel del rostro por un minuto para remover la suciedad y el maquillaje antes de enjuagar el producto. “Es muy importante eliminar los contaminantes, mugre, bacterias y residuos de otros ungüentos, lo que ocasiona opacidad y poros tapados”, menciona la dermatóloga Jeanette Graf, autora del libro Stop Aging, Start Living.

Otorga una base firme al maquillaje

  • Salpica tu rostro con agua fría antes de aplicar el maquillaje; la frescura ayuda temporalmente a reducir los poros. “Es un truco que las celebridades del cine utilizaban en la década de los treinta para reafirmar la piel y hacer que el maquillaje se resbalara a la perfección”, menciona Valeria Sarnelle, maquillista y fundadora de la Línea de cosméticos Valerie Beverly Hills.

Rocía a mediodía

  • Refresca la piel seca con un chisguete de rocío facial – sólo garantiza la aplicación de un humectante para sellar la hidratación añadida. “Mientras más humectada la piel, menos notables las arrugas”, dice Maria Verel, maquillista de celebridades.

Aplica bien los productos

  • “La efectividad de los ingredientes depende en gran medida de si penetran lo suficiente o no”, comenta Jeanine Downie, dermatóloga de Montclair, Nueva Jersey. Como las fórmulas pesadas previenen la entrada de las ligeras, sigue esta secuencia para garantizar la respuesta de cada uno de los productos que empleas y espera entre cada paso para obtener los resultados prometidos: 1. Tónico  2. Serum o tratamiento (retinoides o agentes blanqueadores)  3. Humectante 4. Protector solar.

Tres minutos para humectar

  • “Dar tiempo para que tu crema se absorba completamente antes de aplicar el maquillaje ayudará a que tu base, rubor y sombra duren todo el día”, comenta Verel. La lección: tómalo con calma y aprovecha para untar bien.

Exfolia con precaución

  • Este proceso retira las células muertas del rostro, dando mayor brillo y contribuyendo a cerrar los poros; deja la piel suave e incrementa las propiedades de las cremas, pues penetran con mayor facilidad. Para escoger el adecuado, considera: los fabricados a base de sustancias naturales podrían resultar muy ásperos y lastimar la piel seca o sensible; los que tienen base de aceite ocasionan estragos en las pieles grasas, porque tapan los poros. Y no abuses, sólo debes exfoliarte dos o tres veces a la semana.

 

Leave a Reply