Cuidado De Los Senos Durante La Lactancia Materna

Mientras que a algunas madres primerizas les resulta fácil dar el pecho desde el principio, otras necesitan un poco de práctica y paciencia antes de poder hacerlo con normalidad. Recuerde que su matrona, médico u otros asistentes sanitarios estarán a su disposición para ayudarle y apoyarle en los primeros pasos. Mientras tanto, Philips AVENT ha elaborado resumen de los conceptos básicos de la lactancia materna para usted.

¿Sabía que su cuerpo necesita un “masaje” para comenzar a producir leche? Este masaje se lo proporciona el bebé cuando succiona, por lo que debe darle el pecho a su recién nacido lo antes posible tras el parto. Su matrona le ayudará a usted y a su bebé a encontrar la mejor posición para hacerlo.

Al principio su pecho producirá una pequeña cantidad de calostro, un líquido amarillento y espeso extremadamente rico en nutrientes y anticuerpos, por lo que es muy bueno para su bebé. Cuantas más veces le dé el pecho al bebé, más rápido empezará a producir leche, normalmente se tarda 3 días.

Una vez que le suba la leche, probablemente sienta un hormigueo en los pechos cuando esté lista para alimentar a su bebé. También pueden gotear un poco, lo que se conoce como el “reflejo de bajada”. Puede que sienta también un ligero dolor en el abdomen, porque el útero se contrae mientras se da el pecho.

Consejos prácticos

Los bebés se alimentan con el pecho, no con el pezón. Si el bebé se “engancha” correctamente, será más fácil que beba y estimule la producción de leche, al igual que evitará las irritaciones. Debería sentir su lengua y sus mandíbulas contra el pecho y ver cómo se mueven sus orejas ligeramente. Si el bebé no tiene una parte del pecho suficiente dentro de la boca, colóquele el dedo meñique en un lado de la boca para abrirla y romper la succión, y que se enganche de nuevo al pecho.

Frecuencia de las tomas

Cuanto más le dé el pecho al bebé, más leche producirá. Si realiza las tomas “a demanda”, producirá toda la leche que precise. Normalmente, los bebés lactantes lloran cuando tienen hambre, lo que ocurre cada 2-3 horas en las primeras semanas. Cada toma puede durar hasta media hora.

Gases o cólicos

Algunos bebés sufren gases o cólicos. Si el suyo los padece, tras la toma debe colocarlo contra su hombro para que eructe. Si toma de los dos pechos, tal vez quiera dejarle que eructe entre uno y otro.

Aumento de peso

Si el bebé nació con poco peso (menos de 2,5 kg) o si tuvo un parto difícil, es muy importante establecer una buena rutina de lactancia y controlar el peso del bebé durante las primeras semanas. No dude en pedirle ayuda a su matrona o pediatra.

 

Leave a Reply