Que Es El Ego De Una Persona Y Como Liberarse De El

Detrás del telón de tu intelecto y tus emociones está tu autoimagen o ego. El ego no es tu ser real; es la imagen de ti mismo que has forjado lentamente con el paso del tiempo. Es la máscara detrás de la que te ocultas, pero no es tu yo verdadero. Y como no es tu yo real, sino un engaño, vives lleno de miedo. Quiere aprobación. No necesita controlar. Y te sigue dondequiera que vas.

Su Identificación

Hay un bello poema del poeta indio Rabindranath Tagore en donde habla a Dios: “Salí solo camino de mi cita. Pero ¿quién es éste que me sigue en la oscuridad silenciosa? Me hago a un lado para evitar su presencia pero no puedo escaparme de él. Hace que se levante el polvo de la tierra con su contoneo; suma su vozarrón a cada palabra que pronuncio. Es mi propio pequeño ser, mi Señor; no tiene vergüenza. Pero yo me siento avergonzado de llegar a tu puerta en su compañía”.

El ego es la prisión que has construido a tu alrededor, y ahora te mantiene cautivo dentro de sus muros. ¿Cómo sabes que ha sucedido esto? Tienes que saber que cada vez que sientes malestar en tu cuerpo, tu ego, que es e-g-o o lo que deja-fuera-a-dios*, está eclipsando a tu ser interno. El miedo, la duda, la preocupación y la inquietud son algunas de las energías asociadas con tu ego.

¿Y Cómo me libero de él?

La mejor manera de disipar estas energías es sentir tu cuerpo. Simplemente siente las sensaciones localizadas en tu cuerpo, y sigue sintiéndolas hasta que empiecen a disiparse. ¿Y cómo te libras del cautiverio? Te liberas eligiendo identificarte con tu ser interno, tu yo real. Te liberas de la prisión del condicionamiento cuando no te sientes ni por debajo ni superior a nadie, cuando te despojas de la necesidad de controlar a otras personas, cuando creas espacio para que los demás sean quienes son y para que tu ser real sea quien es.

Te liberas cuando ya no necesitas defender tu punto de vista, cuando ya no utilizas estereotipos o albergas preferencias extremas a favor o en contra de personas que apenas conoces. Te liberas cuando te niegas a seguir los impulsos de la ira y el miedo, cuando actúas con humildad en vez de con agresividad, cuando tu manera de hablar es alentadora en vez de mordaz, cuando eliges expresar sólo tu amor.

¿Y cómo sabes cuándo eres libre?

Sabes que eres libre cuando te sientes feliz y a gusto en vez de asustado y ansioso. Sabes que eres libre cuando eres independiente de las opiniones buenas y malas de los demás, cuando has renunciado a la necesidad de buscar aprobación, cuando crees que eres respetable tal como eres. Sabes que eres libre cuando te entregas al momento, a lo que es, y confías en que el universo está de tu parte. Sabes que eres libre cuando te desprendes de los resentimientos y los agravios y eliges perdonar.

Fuente: Deepak Chopra

 

Leave a Reply