Regeneración De La Piel De La Cara En El Hogar

La regeneración de la piel de la cara la puedes realizar desde la comodidad de tu hogar. La regeneración continua de la piel depende, en general, de los tratamientos estéticos que se puedan hacer en el hogar.

Productos

Para ello existe una amplia gama de opciones dermocosméticas que, en sus diversas funciones, cumplen la misión de cuidar la piel y garantizar su belleza. Aunque solo en contadas ocasiones se encuentran todos en un mismo kit hogareño, lo ideal es seleccionar tres o cuatro productos y utilizarlos tal como indican las instrucciones. Esta es la lista completa, y luego, a elegir:

  • Limpiador facial que se elimina con los lavados: Es una crema limpiadora que se quita fácilmente con agua, luego de aplicarla durante unos quince minutos. Como su composición química es suave, puede utilizarse todos los días o día por medio. Se quita con un enjuague.
  • Exfoliante: Retira las impurezas de la piel y oxigena los poros obstruidos por dichos residuos, además de estimular la circulación. Según sus componentes, la frecuencia es menor o mayor; y si se trata de pieles sensibles, hay que evitar los granulados porque tienen efecto abrasivo.
  • Limpiador para contorno de ojos: Es específico para esta delicada zona, en la cual no debe aplicarse los productos indicados para el resto del rostro. Se utiliza para quitar restos de maquillaje, y debe esparcirse con suavidad para no tironear la piel. Es efectivo para quitar el rímel y el delineador resistente. También es útil para retirar los labiales de larga duración.
  • Crema para contorno de ojos: Protege durante el día a esta área de piel sensible y más fina; se debe aplicar con golpeteos suaves de los dedos alrededor del ojo.
  • Loción refrescante: Tiene una acción tonificante, y se recomienda para después de una limpieza o exfoliación, aunque su uso no es imprescindible. Hay que evitar las preparaciones que contienen alcohol, pues pueden reducir el nivel de humedad de la piel y resecarla.
  • Mascarillas faciales: Son una de las más imprescindibles para renovar el cutis, pero cada tipo de piel necesita de un producto específico. Las pieles grasas requieren una mascarilla con arcilla, para limpiar en profundidad, mientras que las pieles secas deben utilizar una fórmula cremosa y humectante. Los cutis cansados necesitan una mascarilla anti-inflamatoria; y las normales se benefician con una fórmula suave, que retire las impurezas y proteja a la superficie cutánea del humo, el frio, el sol, etc.
  • Crema hidratante: Se usa todos los días y es imprescindible para todo tipo de piel. Las mejores son las que contienen filtro solar y antioxidantes (como la vitamina E por ejemplo) que evitan el envejecimiento cutáneo.
  • Crema de noche: Constituye una excelente opción, puesto que la piel se encuentra en su máxima aptitud regenerativa desde la una hasta las tres de la madrugada. Los ingredientes de estos productos favorecen la regeneración de la piel de la cara, haciéndolo fácilmente desde tu hogar.

Fuente: Libro. El ABC del Salón de Belleza

 

Leave a Reply